Estás aquí: Inicio » RED Infantil » ¿Cómo decirles a los niños la realidad de Santa Claus?
¿Cómo decirles a los niños la realidad de Santa Claus?

¿Cómo decirles a los niños la realidad de Santa Claus?

nintchdbpict000290312198La época navideña está llena de amor, alegría, abrazos, regalos y sonrisas. Sin embargo, como padre tenemos un temor en común, un temor del cual no nos gusta hablar hasta el momento en que sucede (y ya sabemos que algún día tendrá que suceder): contarles sobre la verdad de su héroe navideño, Santa Claus. 

La Navidad es una de las épocas del año donde podemos apreciar la percepción que tienen los niños sobre el mundo y la vida. Desde sus ojos podemos interpretar la forma en que aprecian todo con su mirada inocente, sencilla, sin preocupaciones y llena de imaginación.

La ilusión de la Navidad

La fantasía y la imaginación son totalmente necesarias de utilizar y fomentar a lo largo de la infancia de tus hijos para que tengan un desarrollo pleno de sus habilidades. Lo más importante es que esto logrará que tengan una infancia feliz.

La infancia navideña

Los niños a lo largo de su infancia intentan comprender la relación y diferencia entre la realidad y la fantasía. Seguramente recuerdas haber jugado con algunos amigos imaginarios, y si no es el caso, tal vez tienes un conocido que lo hacía. Esto puede pasar con tus hijos, probablemente los has escuchado hablar cuando están jugando solos. También puede ser que te hayan contado de algún amigo que convivió con ustedes y realmente nunca lo viste.

Este tipo de juegos de fantasía, con los cuales se desarrollan social y personalmente, irán evolucionando a lo largo de su infancia. Podemos clasificarlos de la siguiente manera:

1.- Cerca de los cuatro años. El niño no es capaz de comprender conceptos abstractos. Con esto quiero decir que tanto la fantasía, como la realidad, serán lo mismo para tu hijo. Por ello es difícil explicarle a esta edad una situación de este tipo.

2.- Entre cuatro y seis años. Usualmente es la etapa en la que un niño comienza a hacerse preguntas sobre todo. Te preguntan el porqué de todas las cosas y además se lo preguntan a ellos mismos. Incluso pueden preguntarse sobre ciertas situaciones como si Santa Claus es real o fantasía.

3.- Entre seis a ocho años. Cerca de esta edad, el niño comenzará a entender lo básico de los conceptos abstractos. De todos modos, seguirá desarrollándolo hasta la adolescencia para así ser capaz de entender diversas situaciones como las de los personajes navideños.

Santa Claus en la sociedad

Esta inocencia que tienen los niños es la verdadera magia de la Navidad, por lo que, si tienes dudas sobre si inculcar o no a tu hijo esta fantasía de Santa Claus, deberás replantearte todo lo que hemos platicado y ver cómo realmente apoya su desarrollo el experimentar este tipo de situaciones de ilusión y fantasía. Además, que si esto lo habitual en la sociedad en la que vives, tu hijo reclamará sus regalos de la misma manera que los tienen los demás niños.

Llegará el momento de explicar

Sin embargo, llegará el día en el que tengas que hablar con tus hijos para explicarles cómo funciona todo. Puede que ellos empiecen a concebir los conceptos abstractos un poco antes de los demás, por lo que tendrás que darles la explicación de forma temprana. O que sospechen pero quieran seguir creyendo y hagan muchas preguntas difícil de contestar como: ¿Cómo es posible que Santa Claus reparta regalos en una sola noche a todo el mundo? ¿Por qué a veces no trae lo que le pido? ¿Cómo puede vivir tantos años? ¿Qué hace el resto del tiempo? ¿Dónde vive y por qué no se le puede visitar? ¿Por qué en el centro comercial hay un hombre disfrazado de Santa Claus y en el colegio vino otro diferente?

Ese es probablemente el momento de decirle la verdad, algo que muchos niños se toman mal en un primer momento, pero que todos aceptan fácilmente en cuanto comprenden que van a seguir teniendo regalos aunque Santa Claus no exista.

Seguro que te da mucha pena arruinar esa magia, pero es un momento que tiene que llegar (sucede entre los 8 y los 10 años), y para nada afecta a su desarrollo. Cuando te pregunte y veas que tiene la edad adecuada para saber la verdad, sólo deberás ser completamente honesto y decirle la verdad.

Si es pequeño y quiere seguir creyendo, dile que la ilusión está en cada uno y si quiere creer, así será.

Fuente: https://www.todopapas.com/padres/actualidad/como-decirles-a-los-ninos-la-realidad-de-santa-claus-8086
Scroll To Top
Login

shared on wplocker.com