Estás aquí: Inicio » Comunidad Educativa » Hablemos en Familia » Cómo prepararse para el comienzo de clases
Cómo prepararse para el comienzo de clases

Cómo prepararse para el comienzo de clases

-el-regreso-a-clases -640x320-02A medida que va aproximándose el comienzo de clases, es común ver multitud de padres y madres recorriendo las tiendas. La preocupación por tener todo listo a tiempo es incrementada por la cantidad de dinero que es necesario gastar. Además de los cuadernos, lápices y libros de texto están los uniformes que, si no les quedan pequeños, están rotos.

Mientras tanto los niños siguen revoloteando en sus casas. Se acuestan más tarde y por ende se levantan más tarde también. Acostumbrarlos de nuevo al horario escolar es una tarea difícil para sus progenitores.

Ante este panorama es mejor organizarse para reducir así el estrés y el gasto. En esta nota, algunos consejos para que padres y madres logren prepararse a tiempo para el inicio del año escolar.

Gastar menos en uniformes, cuadernos y libros

Ya sea porque los niños han crecido durante las vacaciones o porque se las ingeniaron para mancharlos o hacerles agujeros donde menos esperamos, la conclusión es la misma: hay que comprar uniformes nuevos.

Para este fin es importante y caminar y comparar. Existen distintos precios, en general asociados a la calidad.

Si bien es verdad que generalmente lo barato sale caro, también es verdad que por lo general es necesario tener más de una camisa o franela de deportes. En estos casos lo ideal es comprar una de cada una. Es decir una franela o camiseta de buena calidad, y otra barata para usar en emergencias.

Lo ideal para gastar menos en cuadernos  es comprar solo lo indispensable para el comienzo de clases y comprar los demás cuando lleguen las ofertas.

Comprar los libros usados es lo ideal, pero muchas veces esto es imposible. De ser así, una buena manera de ahorrar en ellos es juntarse con un grupo de madres y padres  que necesiten los mismos y pedir un descuento en la editorial al por mayor.

Cambiar los horarios

Establezca un horario para ir a dormir. Dormir lo suficiente es importante para el rendimiento escolar de sus niños.

Por lo menos una semana antes del día de comienzo de clases es necesario empezar a adaptar el sueño al horario de ir a clases.

La manera de lograr este objetivo de la forma menos traumática posible es ir despertando a los niños cada vez más temprano. De esta manera estarán cansados temprano en la noche y por ende les costará menos dormirse. Si se efectúa este método a rajatabla una semana antes del comienzo de clases, será muchísimo más fácil levantarlos para ir a la escuela.

Coordine ayuda adicional:

Antes de que comience la escuela, averigüe si usará el autobús escolar o quién llevará y recogerá a sus niños de la escuela. También elabore un calendario de actividades después de clases.

Recuerde que puede preparar un almuerzo saludable para la lonchera que contenga proteínas, frutas, verduras y agua.

Es importante que los niños/as elijan su cartera, libretas, estuche… porque así se sentirán más a gusto al ir a clase. También es una buena idea que ayuden a sus padres y madres a la hora de forrar y etiquetar los libros, que se trate de una tarea conjunta.

Los padres deberemos transmitirles tranquilidad y seguridad a nuestros hijos en el regreso a clases, cosa que haremos mediante la comunicación y apoyo. Si tu hijo/a va a empezar las clases por primera vez, ayúdalo a adaptarse a la escuela o colegio.

Es importante que los pequeños vayan a la escuela o al colegio motivados, con ganas de hacer cosas y de hacer nuevos amigos/as. Durante los últimos días de vacaciones, debemos animarles y contarles todo lo que aprenderán y harán en su clase: excursiones, amigos, nuevos profesores/as… para que se motiven para el inicio del ano escolar.

Con la vuelta a la escuela también regresan las actividades extraescolares, que deberemos escoger en función de los gustos e intereses de los niños/as: deportes, música, manualidades, baile, etc. Esta también será una buena forma para que se relacionen con otros compañeros/as que no sean tan solo los de su propia clase.

Empezar las clases implica comenzar otra vez con una rutina que en las vacaciones se pierde por completo. Para poder lograrla en forma armónica es fundamental ir preparándose de a poco.

Organizarse con tiempo para preparar el comienzo de clases es fundamental para evitar el estrés, para gastar menos y para que la vuelta a la rutina sea más agradable para grandes y pequeños.

 

Scroll To Top
Login

shared on wplocker.com